lunes, 12 de mayo de 2008

Emisiones de cementeras

A continuación se reproduce un artículo que trata sobre las emisiones de cementeras, tan atacadas por los grupos ecologistas. En él se pone de manifiesto que las emisiones que producen las cementeras son poco significativas en España en comparación con otros países europeos, además de resaltar que otras muchas actividades también generan las temidas y peligrosas dioxinas.

Una investigadora del CIEMAT dice que las emisiones de cementeras son poco significativas

08/05/2008 21:07:00 fuente: efe - yahoo.com - ecoticias
La investigadora del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT) María Luisa Ruiz ha dicho hoy que las emisiones de dioxinas a la atmósfera de la industria cementera son "poco significativas", con una media que en España es diez veces inferior al límite máximo permitido.

Así lo ha asegurado hoy esta experta durante su intervención en el marco de una jornada sobre desarrollo sostenible y valorización energética en el sector cementero que se celebran en Oviedo, en la que ha presentado un estudio elaborado por el CIEMAT, en colaboración con el Ministerio de Medio Ambiente y el Centro Superior de Investigaciones Científicas.

El informe fue realizado analizando el 70 por ciento de los hornos operativos en España entre los años 2000 y 2003, y concluye además que los valores de las emisiones "no presentan diferencias" en la combustión de fósiles y de otros recursos alternativos, procedentes de residuos, como las harinas cárnicas y los neumáticos.

María Luisa Ruiz ha explicado que las emisiones de dioxinas tienen su origen en fuentes fijas como los procesos térmicos industriales, pero también en otras "poco precisas" como los tubos de escape, los cigarrillos, la incineración de cadáveres y las quemas domésticas de basuras, "que no se están controlando".

Por su parte, el director gerente de la Fundación Laboral del Cemento y el Medio Ambiente (CEMA), Dimas Vallina, ha precisado que la sustitución de combustibles tradicionales por residuos no aumenta "en ningún caso" las emisiones a la atmósfera y puede llegar a reducirlas "drásticamente" cuando estos últimos tengan componentes de biomasa, neutros a la hora de contabilizar emisiones.

Asimismo, ha destacado los beneficios de esta técnica como herramienta complementaria a las empleadas por la Administración en la gestión de los residuos.

Ha comentado que en España el porcentaje medio de sustitución de petróleo por otros combustibles de origen no fósil se situó en 2007 en un 6,5 por ciento, frente a la media europea del 18.

Por comunidades autónomas, destaca la implantación de esta técnica en la Comunidad Valenciana, Andalucía y el País Vasco, con porcentajes que en los tres casos superan el 10 por ciento.

En Asturias, ha comentado, se trata todavía de una técnica "incipiente" que se empezará a utilizar en la central de Aboño, "una vez que Tudela Veguín haga las inversiones necesarias".

No obstante, Dimas Vallina ha lamentado que hasta el momento las dos cementeras existentes en Asturias -ambas de la citada empresa- no hayan empezado aún a utilizar residuos como combustibles alternativos a los tradicionales.

En cuanto a los residuos utilizados para sustituir el coque de petróleo en este tipo de industrias, se ha referido a las harinas cárnicas, seguidas por los neumáticos usados, los plásticos, los aceites y la madera, aunque ha reconocido que existen acusadas diferencias entre comunidades autónomas en la elección del combustible.

Vallina ha recordado que la Fundación CEMA suscribió en 2004 un acuerdo con la patronal y los sindicatos del sector cementero para incorporar técnicas de mejora medioambiental, "con especial énfasis a los temas de valorización energética y control de las plantas".

Ha considerado que este sector es "heredero de una imagen antigua que ha cambiado radicalmente en la última década con inversiones superiores a los quinientos millones de euros para mejorar el rendimiento ambiental de las plantas".

Al respecto, ha asegurado que todas las cementeras españolas tienen ya la Autorización Ambiental Integrada -obligatoria para operar- "o están a punto de conseguirla" y se ha referido a la central de Aboño como una de las que ya cuentan con dicho permiso.

En este sentido, y en el marco de las jornadas, el técnico de medioambiente de Tudela Veguín, Fernando Tresguerres, ha afirmado que aunque no haya salido publicado en el BOPA, Tudela recibió la citada autorización de la Consejería de Medio Ambiente del Principado antes de la finalización del plazo, el pasado 30 de abril.